Saltar al contenido

Las 3 mejores Sartenes de Hierro del mercado de 2023

Las sartenes de hierro tienen sus defensores y sus detractores porque, aunque a largo plazo resulten ser una buena inversión dada su larga duración, y aunque sus beneficios desde el punto de vista nutricional no son nada desdeñables, necesitan unos cuidados específicos.

Al ser sartenes sin teflón y al no contener materiales antiadherentes, su utilización no es la misma que la de cualquier sartén convencional, por lo cual es necesario conocer bien la manera como utilizarlas para evitar que los alimentos se peguen en ellas. En esta página vas a aprender cómo.

Comparativa: Las mejores sartenes de hierro

Antes de todo, vamos a analizar qué tipos de sartenes de hierro podemos encontrar en el mercado para cerciorarnos de cuál es la que mejor se adapta a nuestras necesidades y preferencias.

Imagen
Lodge 26.04 cm/10.25 pulgadas - - Sartén redondo en hierro fundido pre-curado
DE BUYER sartén de Hierro, Diámetro 24
DE BUYER 5610.24 Mineral B Element - Sartén (24 cm, hierro)
Dimensiones
26 cm
20 cm
24 cm
Color
Negro
gris
Gris
Ecológica
Inducción
Lavavajillas
Apta para horno
Curado previo
Durabilidad
Prime
LA MEJOR
Imagen
Lodge 26.04 cm/10.25 pulgadas - - Sartén redondo en hierro fundido pre-curado
Precio
Dimensiones
26 cm
Color
Negro
Ecológica
Inducción
Lavavajillas
Apta para horno
Curado previo
Durabilidad
Prime
Precio
CALIDAD PRECIO
Imagen
DE BUYER sartén de Hierro, Diámetro 24
Precio
Dimensiones
20 cm
Color
gris
Ecológica
Inducción
Lavavajillas
Apta para horno
Curado previo
Durabilidad
Prime
Precio
LA MÁS BARATA
Imagen
DE BUYER 5610.24 Mineral B Element - Sartén (24 cm, hierro)
Precio
Dimensiones
24 cm
Color
Gris
Ecológica
Inducción
Lavavajillas
Apta para horno
Curado previo
Durabilidad
Prime
Precio

Las 3 mejores sartenes de hierro en 2023

En el mercado podemos encontrar sartenes de hierro fundido con curado previo, sartenes de hierro sin curado previo y sartenes de hierro mineral.

Para decidir cuál es la mejor sartén ecológica de hierro hemos considerado tanto sus características, como las valoraciones de los usuarios y el precio de los modelos analizados.

1- Sartén de hierro fundido Lodge 26 cm con curado previo de fábrica

Recomendada para aquellas personas que adoran cocinar con horno
Dimensiones 26 cm
Material Hierro fundido
Peso 2,27 kg

Las sartenes de hierro fundido están formadas por una aleación de hierro y carbono, entre otros minerales.

Este tipo de sartenes son ofrecidas por sus fabricantes con un tratamiento de engrasado previo. Se pueden usar directamente.

Son de una sola pieza: no contienen partes unidas a posteriori, como mangos, son utensilios pesados.

Ventajas
  • Curado previo de fábrica.
  • Mango resistente para horno.
  • Son aptas para todo tipo de cocina: gas, vitrocerámica o inducción.
Inconvenientes
  • No son aptas para lavavajillas.
  • El peso, aunque es fácil acostumbrarse

2- Sartén de hierro colado WMF PermaDur Premium

Recomendada para quienes compatibilizan tiempo y cocina saludable
Dimensiones 24 cm
Material Hierro colado
Peso 1,31 kg

Este tipo de sartén es igual que la anterior, con la diferencia que no viene curada de fábrica.

Hay que someterla a un sencillo proceso de curación antes de utilizarla, tal y como te explicamos detalladamente en esta página.

Ventajas
  • El mango es apto para horno.
  • Soporta altas temperaturas.
  • De gran duración.
Inconvenientes
  • Sin curado previo.
  • El peso, aunque es fácil acostumbrarse.

3- Sartén de hierro mineral De Buyer 5610

Recomendada para los amantes de la cocina de toda la vida
Dimensiones 24 cm
Material Hierro mineral
Peso 1,39 kg

Son sartenes artesanales hechas a partir de una plancha de hierro a la que se la da forma.

Están cubiertas por un revestimiento de acera de abeja, lo que protege la sartén de manera natural.

Es aconsejable, antes de usarlas, hacer un curado previo, como te explicamos en esta página.

Si las tratas con cariño, te pueden durar toda la vida. Son muchas las sartenes de hierro mineral que han pasado generación tras generación.

Ventajas
  • Revestimiento de acera de abeja.
  • Mango apto para horno.
  • Pueden durar toda la vida.
Inconvenientes
  • Hay que curarla.
  • El peso, aunque es fácil acostumbrarse.

Sartenes de hierro: sin teflón, sin tóxicos

sartenes-de-hierro
sartenes-de-hierro

Lo que muchas personas desconocen es que una sartén ecológica de hierro es, de hecho, de acero.

Se considera que una aleación de hierro es acero si contiene menos de 2,1 % de carbono. Cuando el porcentaje es mayor, es denominado fundición gris, hierro fundido o hierro colado.

Naturalmente, no hablamos de acero inoxidable, ya que este contiene cromo y níquel.

Las sartenes de hierro fundido tienen una composición distinta a de las sartenes de hierro mineral.

Las sartenes de hierro fundido están formadas por una aleación de hierro y carbono, entre otros minerales.

Adquieren su forma mediante un proceso denominado colada industrial, que consiste en verter el material fundido en un molde. De ahí reciben el nombre de sartenes de hierro colado.

Sin un curado previo antes de su primer uso, los alimentos podrían pegarse.

Son aptas para todo tipo de cocina: gas, vitrocerámica o inducción y puede introducirse en el horno o sobre un fuego de brasas.

Pero hay que ir con cuidado a la hora de manipularlas porque no solo se calientan de rápidamente, sino que transmiten y conservan el calor y pueden soportar altas temperaturas.

Este tipo de sartenes, que suelen ser de una sola pieza; es decir, no contienen partes unidas a posteriori, como mangos, son utensilios pesados. Esta es una característica importante que no podemos dejar de tener en cuenta.

A medida que las sartenes de hierro o de hierro fundido son utilizadas, se crea una capa de anti adherencia natural, que irá aumentando a en función del uso que demos a la sartén. Esto es denominado proceso de maduración.

¿Cómo madurar una sartén de hierro?

Algunas sartenes son ofrecidas por sus fabricantes con un tratamiento de engrasado y ya listas para utilizarse directamente. No obstante, es aconsejable hacer la primera curación antes de su primera utilización.

Este tipo de sartenes son porosas, por lo que, sin un curado previo antes de su primer uso, los alimentos podrían pegarse.

El curado no deja de ser aceite –u otro tipo de grasa que hayas decido emplear– que ha penetrado en la superficie de la sartén, lo que le confiere una capa antiadherente natural.

  1. Lo primero que hay que hacer es precalentar el horno a máxima temperatura, 230 grados.
  2. Mientras se calienta el horno, lava la sartén con jabón y un cepillo. Ahora es el momento de engrasar la sartén, tanto por dentro como por fuera con aceite de oliva o manteca de cerdo o vegetal.
  3. Unta bien la sartén, tanto por fuera como por dentro, con papel de cocina y, seguidamente, coloca la sartén en el horno durante media hora. De esta manera, la grasa o el aceite penetra en los poros y así creamos la pátina que protegerá nuestra sartén de la oxidación y evitará que se peguen los alimentos.
  4. Pasada media hora, déjala enfriar. Repite este proceso tres veces más.
  5. Antes de cocinar, no obstante, para ayudar a generar la capa antiadherente natural, impregna otra vez la sartén con grasa o aceite y cocínalo. Repite este proceso otra vez.

Limpieza y mantenimiento de una sartén de hierro

El proceso de limpieza de una sartén de hierro es similar al proceso de curado. Hay que retirar los restos de comida con papel de cocina y seguidamente hay que lavarla con agua, no con jabón.

Es conveniente curar la sartén periódicamente para asegurarnos que la sartén continúa siendo completamente antiadherente.

Es posible que quede una capa de comida en el fondo de la sartén. Si es este el caso, tienes varias opciones:

  1. Cuando la sartén todavía está caliente, puedes echarle agua. Sabemos que nunca se debe echar agua en las sartenes convencionales que contienen capas antiadherentes, pero con las de hierro fundido no temas.
  2. Utiliza vinagre de vino blanco y sal para restregarla con el papel de cocina.
  3. Otro sistema es quemar la comida introduciendo la sartén en el horno a temperatura máxima. Cuando la comida sea se convierta en ceniza, espera a que se enfríe y retírala con un cepillo. No obstante, si optas por este método, hay que volver a curar la sartén como hemos explicado en el apartado anterior.

Consejos sobre cómo limpiar una sartén

  • Es importante NO usar nunca lavavajillas ni un estropajo que raye sobre el hierro fundido, porque puede arrancar el curado y provocar la oxidación de la sartén.
  • Es fundamental secar la sartén por completo con un paño seco, tanto la parte interior como la exterior. Para asegurarte que se seca totalmente puedes introducirla en el horno unos cuantos minutos.
  • Una vez se haya secado la sartén, es conveniente engrasar de nuevo la sartén antes de guardarla: echar unas gotas de aceite y extenderlas con ayuda de papel de cocina es perfecto para mantener la capa antiadherente natural y evitar la oxidación de la sartén.

Guía para comprar la mejor sartén de hierro

Es recomendable que veas de primera mano estas sartenes antes de adquirir una.

Tendrás que valorar si las ventajas de este tipo de sartén compensan los inconvenientes de tener que curarlas a menudo o su peso, ya que con ellas no te será tan fácil girar una tortilla como con una sartén convencional.

Si tienes el tiempo y la motivación suficiente para curar la sartén de hierro una vez cada dos o tres meses, según su uso, vas a disfrutar del sabor único a ciertos alimentos, como la carne o las verduras, que solo confiere una sartén de hierro.

Puedes adquirir fácilmente este tipo de sartenes en cualquier tienda especializada o en cualquier centro comercial, como, por ejemplo, el Carrefour o el Corte Inglés, donde podrás verlas de primera mano y decidir con más conocimiento de causa cuál es la mejor para ti.

Preguntas Frecuentes (FAQ)

¿Es complicado el mantenimiento de una sartén de hierro?
Definitivamente, no. Hay que tener en cuenta que al ser sartenes sin teflón y al no contener materiales antiadherentes, su utilización no es la misma que la de cualquier sartén convencional, por lo cual es necesario conocer bien la manera como utilizarlas para evitar que los alimentos se peguen en ellas y, sobre todo, para mantenerlas en buen estado y que nos duren. Y de una cosa podemos estar seguros: estas sartenes, si son tratadas con el cuidado pertinente, pueden durar toda la vida..
¿La sartén de hierro es de acero?
Sí. Se considera que una aleación de hierro es acero si contiene menos de 2,1% de carbono. Cuando el porcentaje es mayor, es denominado fundición gris, hierro fundido o hierro colado. Naturalmente, no hablamos de acero inoxidable, ya que éste contiene cromo y níquel.
¿Es lo mismo una sartén de hierro fundido que una sartén de hierro colado?
Sí. Las sartenes de hierro fundido están formadas por una aleación de hierro y carbono, entre otros minerales. Adquieren su forma mediante un proceso denominado colada industrial, que consiste en verter el material fundido en un molde. De ahí reciben el nombre de sartenes de hierro colado.

Sobre la autora

autora-laura Soy Laura Ortiz y soy madre de Alberto y de María. Siempre me he preocupado por su salud y la de toda la familia, siendo esta la principal razón por la que además de vigilar qué alimentos compro en el supermercado, me preocupo siempre de elegir las mejores sartenes y utensilios de cocina con los que preparo todas las comidas.
Invierto mi tiempo libre en hacer deporte, cocinar, practicar yoga y, cuando el trabajo me lo permite, en leer. Pero sobre todo invierto mi tiempo en averiguar la mejor manera de mantener mi salud y la de mis seres más queridos. Investigar sobre cuáles son las mejores sartenes con las que cocinar en cada ocasión es un reto muy gratificante y confío que el resultado te sea de mucha utilidad, porque si has llegado hasta aquí significa que compartes el deseo de cuidarte a ti y el de cuidar a toda tu familia.

Última actualización en Febrero de 2023

Bibliografía y referencias

Entradas relacionadas

¡Valora este artículo!

5/5 - (1 voto)