Saltar al contenido

Las 3 mejores sartenes para hacer crepes de 2023

Con una sartén para crepes, o creps, puedes hacer unos desayunos perfectos. O meriendas. O incluso cenas, dependiendo de los ingredientes que utilices.

Una sartén crepera tiene que tener los bordes bajos, entre uno y dos centímetros, para así facilitar el desplazamiento del crep.

Preparar una crep es más sencillo de lo que parece. La cocción debe de ser rápida e igual en toda la masa.

Pero el principal secreto para hacer una buena crep es disponer de una buena sartén crepera. Solo así vamos a obtener un buen resultado, en cuanto a la cocción y a la facilidad para su volteado.

Comparativa de sartenes creperas en 2023

Para ayudarte a decidir, vamos a analizar cuáles son las sartenes para crepes más adecuadas para ti que existen en el mercado para, de esta manera, poderte cerciorar de cuál es la que mejor se adapta a tus necesidades y preferencias.

Para ello hemos considerado tanto las características, como las valoraciones de los usuarios y el precio de los modelos analizados.

3- Sartén para creps Marra

Recomendada para los amantes de las creps, tortitas o panqueques.
Dimensiones 28 x 28 x 1.7 centímetros (largo, ancho y alto)
Material Aluminio
Peso 1.25 kg

Esta es una sartén robusta para hacer creps, elaborada con fundición de aluminio, resistente y duradera, con un recubrimiento antiadherente ILAG, muy resistente a las rayaduras, e ideal para preparar crepes, entre otros.

Esta sartén es apta para cocinas eléctricas, de vitrocerámica, de gas o inducción; y puede introducirse en el microondas.

Podemos introducirla en el horno hasta 180° y su forma es especialmente plana.

Con esta sartén tenemos incorporada una espátula para creps, totalmente gratis, además de unas instrucciones de uso para que te animes a preparar pronto unos suculentos creps, entre otros platos deliciosos.

Ventajas
  • Apta para cocina de gas, eléctrica, vitrocerámica o inducción.
  • Apta para horno.
  • Apta para lavavajillas.
Inconvenientes
  • Horno hasta 180 º

2- Sartén ecológica para creps

Recomendada para personas actuales y prácticas que desean adquirir creperas con un diseño moderno y de alta calidad.
Dimensiones 24.2 x 40.3 x 7 cm (largo, ancho y alto)
Material Aluminio
Peso 370 gramos

Esta sartén, libre de humos tóxicos o de químicos como el PFFE, es el instrumento perfecto para disfrutar de una crepe deliciosa para ti y los tuyos cuidando siempre de tu salud.

Con el material antiadherente de esta sartén, de primera calidad, vas a poder cocinar con muy poco aceite o mantequilla y sin esfuerzo.

Esta crepera, con garantía de dos años, es apta para todo tipo de cocina; también inducción.

Ventajas
  • Apta para lavavajillas
  • Apta para todo tipo de cocinas.
  • Antiadherente de alta calidad.
Inconvenientes
  • No apta para horno

1- Sartén para creps, tortitas y panqueques

Recomendada para los que caen rendidos ante la sonrisa de un niño con una crep en la mano.
Dimensiones 45.5 x 26.5 x 1.6 cm (largo, ancho y alto)
Material Aluminio
Peso 930 gramos

Esta sartén tiene moldes con caras sonrientes para tortitas, creps, pasteles… para alegrar los desayunos especiales, para dar un toque de alegría en tus fiestas.

El revestimiento de mármol antiadherente de esta sartén, además de ser muy duradero, es 100 % libre de PFOA, por lo que podrás cocinar con tranquilidad.

Esta sartén es apta para estufas de gas y cocinas de cerámica, pero no es apta para inducción, horno o microondas.

El mango de baquelita anti quemaduras es de diseño ergonómico y cómodo de sostener, con lo que evitarás quemarte las manos.

Con esta sartén podrás cocinar hasta 7 tortitas, creps o pasteles al mismo tiempo, por lo que te vas a ahorrar un montón de tiempo.

Ventajas
  • Contiene 7 moldes.
  • Antiadherente de mármol.
  • Apta para estufas de gas.
Inconvenientes
  • No apta para horno, inducción ni microondas.

¿Vale la pena comprar una crepera?

Claro que puedes preparar una crep con una sartén antiadherente; la misma que utilizas para hacer una tortilla, por ejemplo. Pero no te engañes: el resultado no será el mismo.

Hemos dicho anteriormente que preparar una crep es muy sencillo. Hay que tener en cuenta que la cocción debe ser rápida y uniforme en toda la masa. Y esto se consigue a la perfección con una sartén crepera.

Ahora bien, es cierto que antes de comprarte una debes preguntarte si le vas a dar suficiente utilidad.

Si vas a hacer una crep por vacaciones de Navidad y ya está, no te va a salir a cuenta comprarte una.

Pero si en casa sois varios y os gustan las creps, y si de vez en cuando te pones a preparar unas cuantas para ti y tu familia, pues cómprate una, porque el resultado es mucho mejor y te va a resultar más fácil prepararlas.

A partir de aquí, puedes plantearte sacar partido a tu crepera. Puedes preparar creps saladas o creps dulces. Y tienes un sinfín de alimentos que combinan a la perfección con las creps.

Puedes elegir los ingredientes clásicos, desde chocolate, azúcar, mermelada y miel, para las dulces.

Queso, tomate, verduras, espinacas, espárragos y carne, para las saladas.

Si eres una persona atrevida, puedes experimentar con aceites especiales o aceites esenciales para potenciar sabores o dotar tus creps de sabores únicos.

Puedes, también, añadir otro tipo de alimentos como foie gras, mousses de queso, tomates secos, frutos secos, atún o bonito o trufa.

¿Cómo preparar la crep perfecta?

En primer lugar, lo más importante es la calidad de los ingredientes. Utiliza, siempre que sea posible, alimentos frescos y ecológicos, tanto para la masa como para el acompañamiento.

Es crucial que la harina, tanto si es de trigo, como de avena, o espelta…, sea de calidad. No compres la primera marca blanca que veas. Analiza bien el producto antes de invertir en él.

Lo mismo para la mantequilla o el aceite que uses. Aunque comprar barato no significa siempre baja calidad, no te quedes sistemáticamente con el producto más barato que encuentres.

En segundo lugar, es fundamental que la masa sea fina y no contenga grumos. Para ello, hay varias técnicas:

a) dejar la masa reposar entre veinte minutos y media hora

b) tamizar la harina varias veces.

c) utilizar una batidora eléctrica para triturar y mezclar bien todos los ingredientes. Es más efectivo, a la hora de que la masa quede fina, la minipimer que las varillas manuales o, incluso, eléctricas.

Si optas por emplear la batidora eléctrica, no es necesario dejar reposar la masa.

Un truco para la masa: si bates un par de claras de huevo a punto de nieve y las incorporas, te van a salir unas crepes esponjosas e impresionantes.

En tercer lugar, puedes añadir algún ingrediente para aromatizar la masa: desde esencia de vainilla, una ralladura de limón o de naranja, canela o aceites esenciales de lavanda, eneldo o cardamomo.

Puedes añadir, también, especias como curri, pimienta, ajo en polvo, comino, cebollino o cualquier hierba fresca de tu agrado.

En cuarto lugar, utiliza, como hemos dicho antes, una crepera adecuada. No temas a la hora de deshacerte de tu crepera vieja. Tú sabes cuándo es necesario tomar una decisión.

En quinto y último lugar, hay que calentar y engrasar bien la sartén. Nunca introduzcas la masa del crep en una sartén fría. El resultado sería desastroso.

Engrasa la sartén colocando una nuez de mantequilla o unas gotas de aceite y, acto seguido, esparce la grasa por toda la superficie con ayuda de papel de cocina.

Ten en cuenta que la primera crep suele salir poco favorecida. Te va a servir para probar la masa de sal y de sabor. O para entretener a los que están esperando zamparse tu obra culinaria.

Cada vez que hagas una sartén repite el proceso de engrasado. Siempre con papel de cocina, para evitar que la crepe te quede demasiado grasienta.

Una vez has llegado hasta aquí, es el momento de extender la masa en porciones finas: primero en el centro y, con ayuda de movimientos circulares, esparce la masa por toda la superficie.

Puedes girar la crep cuando detectes unas pequeñas burbujas en la masa y esto va a suceder en unos dos minutos, aunque esto dependerá de la potencia del fuego.

Para girar la sartén a mí me va muy bien hacerlo con los dedos. Levantas un extremo con la ayuda de una espátula de silicona o madera, y con los dedos la agarras y la giras. Es un sistema infalible.

Si quieres hacer unas cuantas y las quieres mantener calientes, ve colocándolas una encima de la otra a fin de que no pierdan temperatura.

Si no consumes todas las creps, puedes guardarlas en la nevera cubiertas por plástico film.

¿Las crepes engordan?

Preparamos unas deliciosas crepes para nuestros hijos, para nuestros invitados o, sencillamente, para nosotros mismos. Y justo cuando las estamos saboreando, nos asalta la pregunta: ¿me voy a engordar?

Es una pregunta recurrente. Para empezar, pensemos que la respuesta dependerá de los ingredientes que usemos.

No es lo mismo untar la sartén crepera con mantequilla que con aceite de oliva.

Y ten por seguro que si utilizas harina de avena el resultado calórico tampoco va a ser lo mismo.

Por otro lado, si en lugar de preparar la crepe con leche de vaca la preparas con leche vegetal, como, por ejemplo, leche de almendras, la crepe resultante te sentará bien y no te va a engordar lo mismo que si la preparases con los ingredientes clásicos.

Finalmente, los ingredientes que puedes añadir al crepe dulce para evitar que te engorde pueden ser desde fruta, como por ejemplo plátanos o fresas; yogur natural; chocolate sin azúcar.

Y si prefieres una crep salada, puedes añadirle pollo a la plancha, verduras a la plancha, setas, ensalada o, incluso, queso fresco.

¿Qué diferencia hay entre creps, panqueques y tortitas?

En teoría, no hay mucha diferencia entre las creps, los panqueques y las tortitas.

En los tres casos estamos hablando de masa fina elaborada con harina. Los crepes son muy y muy finos, y no llevan levadura.

Las tortitas y los panqueques suelen llevar levadura, por lo que el resultado es mucho más esponjoso, mientras que la masa de las creps suele dejarse reposar 20 minutos al no llevar, precisamente, levadura.

Finalmente, los creps son de origen francés, mientras que las tortitas en América se denominan pancakes; es decir, panqueques en castellano.

Con una sartén crepera vas a poder cocinar tanto creps, tortitas como panqueques, ya sean con sabor dulce o sabor salado.

Una sartén de hierro te puede durar toda la vida.

Guía para comprar una sartén crepera

Antes de adquirir una sartén para creps tienes que valorar el tiempo de que dispones para cocinar, el espacio que tienes destinado para almacenarla y sobre todo con qué frecuencia vas a cocinar creps.

Si vas a hacer crepes, panqueques o tortitas una vez al año, quizás no vale la pena la inversión. Pero sí que valdrá la pena en el caso de que te guste sorprender la familia de vez en cuando con una crep dulce para desayunar o merendar, o con una cena especial a base de creps saladas.

En cuanto al material de la sartén para creps, puedes optar por una sartén de aluminio con revestimiento antiadherente o bien por una sartén de hierro.

Si te decides por una sartén de hierro, la ventaja es que tendrás una sartén para toda la vida y el inconveniente que tendrás que curarla a menudo y tratarla con mucho mimo.

No te dejes guiar por el diseño de la sartén. Hay que tener en cuenta muchas otras características antes de elegir, y encontrar aquella sartén crepera que se ajusta a nuestras necesidades, preferencias y costumbres.

El precio tampoco tendría que ser el único criterio a tener en cuenta. Caro no siempre implica calidad, como hemos comentado. Pero tampoco tenemos la garantía que todos los productos baratos sean de calidad.

¿Qué hay que hacer? Pues concentrarte bien en el material de que está hecha la sartén, en sus especificaciones y, sobre todo, que se ajuste a tus necesidades y preferencias de cocina.

Por último y no menos importante: asegúrate que la sartén que compres sea saludable y libre de tóxicos o de productos químicos.

Este criterio creo que, desde mi punto de vista, tendría que superar el económico: no pongas en riesgo tu salud o la de tus seres queridos por ahorrarte algo de dinero.

Sé perfectamente que es difícil decidirse ante tanta oferta en el mercado, por la gran variedad de tipos y de marcas. Soy muy consciente de ello.

Es aconsejable, por lo tanto, que consultes la gran gama de sartenes y que tengas a tu alcance.

Lo mejor es entrar en los centros comerciales que tengas en tu localidad. Tienes que sostener con las manos la sartén para creps del Carrefour, la crepera de Ikea o de El Corte Inglés.

Tienes que imaginarte cocinando con ellas. Así te será muy fácil tomar una decisión.

El criterio económico no debería aneponerse jamás a tu salud. Adquiere una sartén libre de tóxicos y de productos químicos, aunque tengas que invertir un poco más de dinero.

Opiniones de los compradores

«Empecé a cocinar crepes cuando nació mi primer hijo, porque cuando merendaba en casa de sus amigos solía comer creps y, luego, me las pedía a mí. Un buen día me compré una crepera y lo sorprendí con una crep de chocolate. Solo por ver aquella sonrisa una sola vez, la pequeña inversión valió la pena. Pero aquella sonrisa es inagotable. Únicamente cocino creps para verlo feliz. Es casi una rutina de los viernes por la tarda. La mejor forma de empezar el fin de semana.»
Pedro Alarcón Palacios
“Estaba acostumbrada a preparar creps con una sartén hasta que un día, no sé por qué motivo, todas se me rompieron al voltearlas. El resultado estético fue espantoso. Al comprar una sartén para crepes me di cuenta de lo fácil que era cocinarlas y, sobre todo, girarlas. Ahora disfruto preparando cenas con crepes saladas”.
Antonia Prado Alfajeme
«Mi marido era norteamericano, de Boston. Solía prepararme panqueques los domingos por la mañana. Ahora, que hace años que no está con nosotros, mis hijos y yo solemos hacer panqueques para recordarlo. Sentimos que, esté donde esté, nos sonríe y se alegra de que continuemos con su receta y su costumbre de desayunar panqueques los días de fiesta. Utilizo una crepera de hierro, muy bien curada para que no se pegue. El sabor es evocador e inigualable.
Purificación Asensio Carvajal

Preguntas Frecuentes (FAQ)

¿Vale la pena comprar una crepera?
Si vas a preparar una crep una vez al año, quizás no. Una crepera está diseñada para facilitar la preparación de creps, tanto dulces como saladas. Cocinar creps en una sartén puede ser complicado y el resultado poco deseable, además de tener una cierta dificultad para voltearlas. En cambio, con una crepera el cocinar y voltear creps te va a resultar fácil y sencillo.

¿Es lo mismo crep, panqueque o tortita?
Las tortitas y los panqueques suelen llevar levadura, por lo que el resultado es mucho más esponjoso, mientras que la masa de las creps suele dejarse reposar 20 minutos. Finalmente, las creps son de origen francés, mientras que las tortitas en América se denominan pancakes.
¿Las crepes engordan?
Depende de los ingredientes. Si utilizas harina de avena y aceite de oliva en lugar de mantequilla te van a sentar mejor y además no te van a engordar. Si además las acompañas con queso fresco, vegetales asados o pollo a la plancha, vas a obtener un alimento completo, nutritivo y bajo en calorías.

Sobre la autora

autora-laura Soy Laura Ortiz y soy madre de Alberto y de María. Siempre me he preocupado por su salud y la de toda la familia, siendo esta la principal razón por la que además de vigilar qué alimentos compro en el supermercado, me preocupo siempre de elegir las mejores sartenes y utensilios de cocina con los que preparo todas las comidas.
Invierto mi tiempo libre en hacer deporte, cocinar, practicar yoga y, cuando el trabajo me lo permite, en leer. Pero sobre todo invierto mi tiempo en averiguar la mejor manera de mantener mi salud y la de mis seres más queridos. Investigar sobre cuáles son las mejores sartenes con las que cocinar en cada ocasión es un reto muy gratificante y confío que el resultado te sea de mucha utilidad, porque si has llegado hasta aquí significa que compartes el deseo de cuidarte a ti y el de cuidar a toda tu familia.

Última actualización en Febrero de 2023

Bibliografía y referencias

Entradas relacionadas

¡Valora este artículo!

5/5 - (1 voto)